Publicidad



viernes, 14 de octubre de 2016

Poemas de cumpleaños para mi hija

Es bastante compartida la idea de que siempre las mejores fiestas son los cumpleaños. No nos malinterpreten, existen eventos notables en todo el mundo, sin lugar a dudas. Pero hay que reconocer que en los cumpleaños de las personas se viven siempre situaciones de lo más desopilativas.

En que en los cumpleaños siempre hay una serie de condimentos sustanciales que no son tenidos en cuenta conscientemente pero que son determinantes para que todo se torne divertido y muchas veces legendarios. Como por ejemplo, el hecho de que las personas sean medianamente conocidas entre ellas abre el juego a la conversación, a la predisposición para la conexión, a la alegría, al terreno en común.

Existen dos elementos que siempre son determinantes para que una fiesta de cumpleaños sea espectacular, el primero de ellos es el anfitrión, alguien que como si fuese el capitán de un barco dirigiendo el encuentro en distintos sentidos generales, para que las situaciones se vayan generando, en las fiestas de quince por ejemplo hay todo un ceremonial estipulado al cual también el servicio de comida se apega. En otros caso puede ser el mismo cumpleañero que tome la iniciativa o una amistad.

Otra cosa que jamás puede faltar en una buena fiesta de cumpleaños es la música. Cualquier cosa que haga bailar a las personas esta más que bien.

Si lo que estas buscando es un detalle especial para saludar a una hija en su fecha de cumpleaños, dejamos una serie de imágenes con palabras muy especiales para ello. Esperamos que sirvan a su cometido de la manera que sea.

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija

poemas de cumpleaños para mi hija